Desde el principio de los tiempos, el hombre se ha inspirado en un incontenible impulso de progreso. Una y otra vez, cada generación ha explorado, puesto a prueba y superado límites de todo tipo.

Este espíritu, que todavía hoy motiva a artistas, inventores y aventureros a dar lo mejor de sí mismos, también está vivo en André Belfort. Animados por la necesidad de desarrollar soluciones elegantes a los problemas y de implementar con estilo las ideas más novedosas, ponemos todo nuestro entusiasmo para mantener nuestros relojes siempre al compás de los tiempos.

 

En nuestras fábricas, la experiencia artesanal se combina con la innovación artística. Aquí, experimentados relojeros e ingenieros con un espíritu pionero trabajan codo con codo, siempre en busca de la precisión y la perfección; mientras tanto, diseñadores de vanguardia mantienen viva la pasión por el ambicioso reto de envolver la tecnología de forma impecable en una elegante prenda. El resultado de este trabajo son unos relojes de lujo con una sofisticación de excelente calidad, una belleza seductora y una durabilidad impresionante.

 

Swiss Made

Suiza siempre ha sido la cuna de la relojería, y desde 1971 sus leyes regulan las condiciones bajo las cuales un reloj puede llevar el distintivo «Swiss Made».

Aprende más
Control de calidad

En André Belfort otorgamos una gran importancia al control continuo de la calidad, porque la producción de productos de primera clase es algo de vital importancia para nosotros.

Aprende más